Candela al jarro


El destape de Rafael Hernandez
julio 17, 2012, 9:35 pm
Filed under: Inmigracion, Politica

El destape de Rafael Hernandez

Razones para los jóvenes partir de un país en el cual el Buró Político parece el consejo de ancianos de los primitivos habitantes de la Isla de Pascua

Un buen articulo de Luis Manuel Garcia Mendez

Anuncios


Yo no soy emigrante
enero 31, 2010, 8:38 pm
Filed under: Inmigracion, Politica

Se acaba de celebrar en La Habana otra reunion entre un grupo de cerca de 450 cubanos residentes en el exterior, la mayoria en USA, y el gobierno de Cuba.
La cacareada reunion no fue mas que una obra teatral, otra mas donde los residentes en el exterior, que se autitulan representantes de emigrados cubanos, no son mas que personas con algunos intereses personales y una agenda personal, en el mejor de los casos, que tratan de ganar alguna prebenda del gobierno cubano. Tengamos en cuenta que estos cubanos son dueños de agencias de viajes y envios a Cuba, otros son figuras que tienen programas de radio en los que apoyan abiertamente al gobierno cubano, y que en mi modesta opinion son pagados por el mismo gobierno de La Habana. No me opongo a eso, soy un democrata en toda la extension de la palabra, si Fidel Castro quiere tener un programa en la radio aqui en Miami, para hacer su labor procelitista, que lo tenga, a mi en eso nada me perjudica, yo con no escucharlo tengo. Es mi opcion. Pero para el que tiene el programa en la radio representa su unico medio de ingresos, y por supuesto tiene que defenderlo a como de lugar.
El objetivo fundamental de esta reunion no fue pedirle al gobierno cubano nada en favor de los cubanos que residen en el exterior, y a los que ellos dicen representar. Algunos cubanos, no muchos, por ejemplo, quieren regresar a su pais a vivir y no se lo permiten, o desean permanecer en su pais temporadas mas o menos largas y tampoco se lo permiten. Sin embargo, de asuntos como esos no se hablo nada, la declaracion final de la reunion ya la sabemos, el mismo tequeteque de siempre, el bloqueo, los cinco heroes-espias, la hostilidad del imperio, en fin, el mar.
Me imagino que estos residentes en el exterior, aun mantengan su estatus de “residentes” y no se hayan convertido en ciudadanos americanos o ciudadanos de los paises donde residen. Al menos en los Estados Unidos, cuando uno se convierte en ciudadano americano tiene que jurar lealtad a este pais a lo que llaman “Oath of Allegiance” (Juramento de Lealtad) y cuya version en español dice asi:
“Por este medio, declaro bajo juramento, que renuncio absolutamente y por completo y abjuro toda lealtad y fidelidad a cualquier príncipe, potentado, estado o soberanía extranjera, de quien o del cual haya sido sujeto o ciudadano antes de esto; que apoyaré y defenderé a la Constitución y las leyes de los Estados Unidos de América contra todo enemigo, extranjero y nacional; que profesaré fe y lealtad reales hacia el mismo…”
Es mi opinion personal que cuando uno se hace ciudadano de otra nacion, de cierta manera, se anexa a esa nacion. En mi caso particular, soy ciudadano americano, naci en Cuba, por lo que soy de origen cubano, el dia que hice mi juramento de lealltad deje de ser cubano legalmente. Definitivamente no puedo negar que soy cubano porque naci en Cuba y eso es un hecho historico que no se puede borrar. Pero el dia de mi juramento renuncie a la ciudadania cubana, y solo para el gobierno cubano sigo siendo cubano y si viajo a la isla me obligan a comprar un pasaporte cubano, a pesar de que tengo el mio americano. Pero no lo hacen porque me quieran mucho, lo hacen porque con ese requisito se embolsillan mas de 400.00 dolares. Ellos sienten por mi el mismo amor que yo siento por ellos, de eso no cabe la menor duda.
En su discurso de apertura Ricardo Alarcón de Quesada, presidente de la Asamblea Nacional, destacó que “la emigración es parte esencial de la nación cubana…” y yo agrego sobretodo de la economia, hoy en dia la economia cubana se mantiene gracias a las remesas familiares y los viajes de cubanos a la isla, inspirados en el amor a la familia y que el gobierno cubano sabe explotar muy bien.
Yo no soy emigrante, ese eufenismo, no va conmigo, en una epoca fui exiliado, ahora soy ciudadano de este pais al que ellos llaman imperio. A los emigrantes no se les grita escoria, ni gusanos, ni les hacen mitines de repudio, ni les caen a palos por el solo hecho de querer emigrar y tampoco se les castiga por años sin dejarle volver a visitar a su familia. En la epoca en que yo sali de Cuba y que no fue en el 1959 si no en los ochentas esas cosas pasaban solo por manifestar su deseo de salir del pais definitivamente, quizas ahora no sea asi. Pero por favor no nos metan a todos en el mismo saco. Yo no soy emigrante.



Los Indocumentados y la Doble Moral
junio 21, 2009, 1:18 am
Filed under: Inmigracion

La politica a mi entender es siempre el arte de la doble moral: “Haz lo que yo digo y no lo que yo hago”. Ese es el fundamento de la politica y el principio basico de cualquier persona que opte por vivir o hacer carrera politica. Mi experiencia de vida asi me lo ha demostrado en lo que he visto en mi tiempo recorrido por tres geografias diferentes. Esto se aplica a nivel individual y tambien a nivel de grupos, de naciones. Y como toda regla, tambien habra excepciones que confirman la regla, porque no debo ser absolutista.

El tema de los ilegales que residen en los Estados Unidos es una prueba de lo que pienso. Se estima que hay unos 12.5 millones de personas indocumentadas viviendo en territorio de los Estados Unidos de America. Las razones son muy variadas y muy justificadas tambien. No estoy personalmente en contra de nadie que huye de su pais por condiciones economicas y/o politicas. Cualquiera que sean las razones, es cierto que a veces se juegan hasta la vida por lograr el sueño de una vida mejor, donde esperan conseguir algo de trabajo para poder mejorar sus vidas y la de su familia que en la mayoria de las veces quedan atras. Tambien estoy en contra de los abusos crueles e inhumanos que muchos de esos ilegales tienen que sufrir por su condicion de indocumentados y el temor a ser deportados a su pais de origen. Estos abusos definitivamente son cometidos muchas veces por las propias autoridades de este pais.

Pero a pesar de que nada de eso tiene justificacion, reconozcamos que el mismo trato o a veces peor reciben los que se atreven a vivir de la misma manera en las naciones de estos ciudadanos ilegales que residen hoy en los Estados Unidos.

Todos los dias vemos en la television organizaciones y politicos que se ocupan de defender el derecho de los ciudadanos del mundo que residen sin documentos en USA. Tambien reclaman leyes mas justas para ellos, y apoyan una reforma a las leyes de inmigracion que les otorgue la legalidad a todos los que trabajan aqui honradamente. Yo tambien me sumo a ese reclamo. Pero lo que callan esas organizaciones es que eso mismo sucede en los paises de origen de estos ciudadanos y de eso nada mencionan. Y lo que es mas triste, esos mismos indocumentados que hoy estan aqui sufriendo por no tener papeles, cuando estaban en su pais de origen tampoco levantaban su voz para defender a su hermanos indocumentados que venian de otro pais huyendo tambien de la pobreza, en esos paises a veces no hay prensa, ni organizacion alguna que se atreva a reclamar los derechos de esos indocumentados. Y ni mencionemos la actitud de los gobiernos y las autoridades de esos paises cuando a indocumentados en su territorio se trata. Por eso le digo a mis hermanos indocumentados aqui, cuando levanten su voz para defender sus derechos aqui, tambien levantela para defender los otros indocumentados que tristemente viven en sus paises de origen. Eso le dara mas moral y mas fuerza a sus reclamos.

Y a los gobiernos de Latinoamerica, les pido que antes de criticar, denunciar y pedir por el bienestar de los suyos aqui, hagan algo por mejorar el bienestar y legalizar a los indocumentados en sus propios paises. Aun mas, hagan mas por garantizar un minimo de condiciones de vida a sus ciudadanos y asi nos evitamos todos esta triste realidad.

Quizas estoy pidiendo mucho, pero creo que la doble moral impide que otros a veces nos tomen en serio.